La Cultura del Reciclaje de Residuos TI

Ya es un hecho. El Congreso aprobó la Ley de Fomento al Reciclaje y Responsabilidad Extendida del Productor, que, entre otras cosas, regula la utilización que se da a los residuos electrónicos, fomentando su reciclaje y reutilización y, lo más importante, define las partes responsables y sus funciones dentro de éste proceso. Dentro de Latinoamérica, somos el país que más genera basura electrónica por persona. Según datos de Naciones Unidas, la cifra alcanza los 9,9 kilos de desechos por habitante al año, casi doblando el promedio mundial de 5,9 kilos por habitante. En la región el segundo lugar es para México, con 8,3 kilos por persona, y en la tercera ubicación está Brasil, con 7 kilos por ciudadano.

Mediante este proceso, la Ley de Fomento al Reciclaje y Responsabilidad Extendida del Productor, queda lista para ser promulgada por la Presidenta Bachelet el próximo 21 de mayo. Posteriormente faltaría un último proceso correspondiente a la elaboración de reglamentos para así quedar operativa durante el primer semestre del 2017. Pero, ¿en qué consiste la Ley REP y qué pretende hacer con los residuos electrónicos? Desde 2013 se encontraba en el Congreso el proyecto de Ley que buscaba formalizar el proceso e incentivar el reciclaje de diferentes productos de consumo masivo, entre los que se incluyen aceites lubricantes, baterías, envases, embalajes, neumáticos, pilas y aparatos eléctricos y electrónicos.

Estos últimos reúnen tanto a impresoras, como tablets, notebooks o laptops, celulares y computadores de escritorio. Así, la legislación viene a definir las obligaciones y las partes involucradas en el efectivo proceso de reutilización y reciclaje de estos productos. Esto significa que, por un lado, obliga a las empresas fabricantes de productos prioritarios (PP) a participar como responsables de su proceso, una vez terminada su vida útil.

Por otro lado, esta Ley incluye a los mismos consumidores y usuarios de los PP, fomentando que prefieran productos reutilizados o reciclados y que den el mayor uso a sus artículos antes de “desecharlos”. Desde la industria queremos manifestar nuestra aprobación a que esta normativa llegue a buen puerto, la que ayuda a tener un mejor Chile y así, cuidar más nuestro planeta, que es uno sólo.

JAIME SOTO, SECRETARIO GENERAL ACTI

Recuadro :Dentro de Latinoamérica, somos el país que más genera basura electrónica por persona alcanzando los 9,9 kilos de desechos por habitante al año, según cifras de las Naciones Unidas.