Actores Públicos y Privados Analizan Desafíos de la Ley de Protección de Datos

La jornada contempla analizar temáticas, como la autorregulación y buenas prácticas de protección de datos en el comercio electrónico, y los estándares que regirán en 2016.

En conmemoración al día mundial de la protección de datos, celebrada cada 28 de enero, diversos actores del ámbito público y privado se reúnen hoy para analizar los desafíos en torno a la discusión y futura Ley de Protección de Datos del país, deuda internacional de Chile ante organizaciones como la OCDE, al ser uno de los pocos países que aún no contempla una regulación al respecto, situación que afecta al desarrollo de la industria tecnológica del país.

En la víspera al encuentro, fijado en el edificio Moneda Bicentenario, el secretario general de la ACTI, Jaime Soto, expresó que “para nosotros como industria es súper importante que el proyecto de ley de Protección de Datos se haga realidad, y en este evento analizaremos temas como los retos para el estado en materia de protección de datos, riesgos y amenazas a la privacidad, estándares de protección de datos, el acceso a la información pública de datos personales, y la autorregulación y buenas prácticas en el comercio electrónico, entre otros”.

Añadió que, como gremio, están interesados en que la “ciudadanía tome conciencia de lo importante que es proteger sus datos personales, y que sepan que sí hay límites y un nivel de respeto y exigencia que se deben cumplir con la información personal que se entrega”.

Esta cita se realiza a casi un mes de que el gobierno dé a conocer el detalle del proyecto de ley de Protección de Datos Personales, que se ha postergado por más de un año. Chile, en 2010, firmó un convenio con la OCDE donde se comprometió a cumplir las buenas prácticas internacionales que concilia la entidad, las cuales incluyen un estándar mínimo de protección de datos, compromiso que hasta la fecha no ha concretado y se espera llegue a buen puerto en marzo de 2016. Al respecto, el representante de la ACTI expresó que “esta recomendación de la OCDE no sólo busca crear nuevas exigencias, sino que persigue impulsar el desarrollo de mercados emergentes, como nuestra economía. En el fondo, al estandarizar los requisitos en cada país, se fomenta una mejor relación entre estos y Chile en esa materia se encuentra al debe”.